Las carreras de montaña constituyen una disciplina deportiva muy exigente, por lo que es importante tener en cuenta ciertas recomendaciones antes de empezar a practicarla. A continuación ofrecemos algunos consejos.

No siempre correr es lo mejor

Está claro que la idea del trail running es correr, para así exigirnos al máximo. Sin embargo, si nos estamos quedando sin aliento a pesar de estar hidratados, si el calor es excesivo, si las cuestas son muy empinadas o si los obstáculos son considerables, lo mejor es reducir la velocidad. Incluso podemos avanzar lentamente, con las manos sobre las rodillas, para evitar lesiones y guardar nuestra energía para cuando el camino sea más amable.

Conocer el recorrido

Si no has hecho el recorrido anteriormente, es aconsejable informarse sobre las condiciones del terreno, los desniveles, la extensión, etc. Conocer el terreno de antemano nos permitirá conservar nuestra energía para los tramos más difíciles, y aprovechar los trayectos más planos.

La subida no lo es todo

Recuerda que la carrera no es solo la subida, las bajadas también forman parte del recorrido. Ten en cuenta que puedes subir más lentamente, y bajar más rápido. No desperdicies tu energía en vano tratando de subir con una rapidez que no puedas soportar.

Equipamiento adecuado

No está de más recalcar que para practicar trail running es indispensable contar con un equipamiento adecuado. Lo esencial es llevar unos zapatos deportivos de suela dura y resistente, no demasiado pesados, preferiblemente tipo bota (para evitar que ingresen piedras y suciedad dentro del zapato). En fin, prefiere zapatos diseñados especialmente para practicar carrera de montaña. Tus pies lo agradecerán.

Clima

A la hora de vestirte debes tener en cuenta el estado del tiempo. El clima que hará en el terreno que piensas recorrer afectará directamente tu rendimiento. Lleva una mochila con suficiente hidratación y con prendas adicionales. De ser necesario, quítate la camisa si hace demasiado calor, o abrígate más si hace frío. Así evitarás cualquier descompensación.