Las carreras de montaña no se limitan tan solo a correr o trotar. Admirar los bellos paisajes y sortear obstáculos naturales también forman parte de la diversión del deporte.