{"status": "failed"}{"status": "failed"} Las carreras de montaña se vuelven un negocio floreciente.

¿Sólo correr por las montañas?

La carrera de montaña es un deporte que cada vez tiene más adeptos. Los bellos paisajes, los desafíos físicos y la superación personal son algunas de las razones que lo convierten en una modalidad tan atractiva. Pero últimamente no solo los corredores pueden disfrutar de las carreras. Cada día hay más personas interesadas en mirar. Sí, el número de espectadores va en ascenso. Pero, ¿cómo puede alguien seguir una carrera que se alarga 10 kilómetros? En televisión es más fácil, e incluso así no podrá ver todo el recorrido, porque el corredor está únicamente cuando pase por ciertos sitios que están siendo grabados es que saldrá al aire. Presenciarlo en vivo es un poco más complicado, pero para ello se estudia el terreno y se ubican tribunas en puntos estratégicos que estén más elevados que el resto del terreno, desde donde se tenga una vista más favorable, aunque no perfecta. Muchas veces el público pasa largos ratos simplemente esperando. Esperando a que reaparezca en el panorama su jugador preferido.

Las casas de apuestas ya notaron este “problema” de aburrimiento, y han sabido sacarle provecho, aunque no sea como tener un crupier en vivo. ¿Qué mejor manera de imprimirle emoción a ese lapso de inactividad que apostando? Así es, los casinos ya tienen modalidades de apuestas que incluyen a los corredores de montaña, otra razón por la cual la cantidad de espectadores va en aumento. No hay nada más emocionante que apostar por un corredor, casi a ciegas, y verlo resurgir de entre la espesura del bosque, reavivando las posibilidades de ganar la competencia y, por ende, dinero.

Además, los grandes casinos que quieren ver este negocio florecer han invertido en la conservación del paisaje y la preservación de la naturaleza, así que contribuyen con grandes sumas de dinero para asegurar que luego de cada carrera el lugar vuelva a la normalidad en el menor tiempo posible.

Leave a Reply